Show simple item record

dc.contributor.authorBBVA banca para todoses
dc.date.accessioned2014-05-28T15:41:56Z
dc.date.available2014-05-28T15:41:56Z
dc.date.issued2014-05-28
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/11537/703
dc.descriptionCurso: PLAN DE NEGOCIOSspa
dc.description.abstractLa educación financiera. El sistema financiero está formado por un conjunto de instituciones que tienen como objetivo canalizar el ahorro para satisfacer las demandas de crédito. En otras palabras, es el encargado de intermediar entre quienes tienen recursos de sobra y quienes los necesitan. Un sistema financiero sólido es fundamental para la estabilidad económica de los países. ¿Y qué determina la solidez del sistema financiero? El buen funcionamiento de sus mercados, la robustez de sus instituciones, y, de forma muy importante, que todos los agentes estén bien informados. Conocer, comprender y establecer juicios maduros sobre los productos financieros es bueno para las personas y resulta crucial para el desarrollo de un sistema más sostenible. Hoy, la oferta de productos es muy compleja: se puede elegir entre seguros, hipotecas inversas, hedge-funds, contratos forward, commodities, call options, productos over the counter, swaps, basket options,... Comprender los mercados financieros se ha vuelto un lío. Por eso es tan importante que los ciudadanos estén bien formados en estos temas. Deben conocer las oportunidades de las distintas operaciones, claro, pero también todos sus riesgos. Sólo así podrán tomar buenas decisiones y convertirse en ahorradores consistentes o en deudores responsables. En el año 2005, la OCDE aprobó una resolución recomendando a los países miembros la promoción de la educación financiera entre sus ciudadanos. La educación financiera debía ser un proceso continuo, a largo plazo, que cubriera las distintas etapas de la vida. Como es lógico, las necesidades de las personas varían según su edad y su situación. Los mayores preparan su jubilación y gestionan su plan de pensiones; los adultos compran un coche, o una vivienda, o piden un crédito para las vacaciones; los jóvenes cobran sus primeras nóminas, alquilan un piso, se preparan para una vida independiente; los menores, por su parte, tratan de sacarle el mayor partido a su paga semanal. Para todos ellos, la educación financiera es un elemento fundamental, y por eso en BBVA es uno de nuestros compromisos prioritarios y diferenciales. El Plan Global de Educación Financiera 2009-2011 de BBVA se desarrolla en dos ámbitos principales. A través del programa "Adelante con tu futuro", el plan pretende acompañar los procesos de bancarización en regiones en desarrollo, especialmente en América Latina. Educar en materia financiera es un paso imprescindible para bancarizar, y el único camino posible para consolidar un desarrollo sostenible en estos países. Además, el Plan quiere contribuir a impulsar en los más pequeños la educación en valores asociados al uso del dinero; así, alumnos de 6 a 14 años de toda España están aprendiendo en sus Centros Escolares conceptos como el ahorro, el esfuerzo, la responsabilidad o la solidaridad. Es nuestro programa "Valores de Futuro". En conjunto, a lo largo de 2009 se han beneficiado más de 100.000 personas en México y 320.000 niños en toda España. Una ciudadanía formada, reflexiva y crítica estará en mejor situación para relacionarse con el sistema financiero, y nos llevará a ser mejores, tanto a nosotros como al conjunto de actores que operan en el sistema. Por eso creemos que invertir en educación es apostar por la salud de todo el sistema financiero.es
dc.language.isospaes
dc.relation.urihttps://www.youtube.com/embed/CAfiFWwQc60es
dc.rightsinfo:eu-repo/semantics/openAccesses
dc.titleLa educación financieraes


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record